Nuestra Historia

Nuestra Historia

Mi primer contacto con los Chow Chow fue en los 1990s, desde el primer momento me encantaron y comencé a investigar más acerca de ellos, entre más investigaba, más me gustaba esta raza. Empecé también a buscar quién tenía Chow Chow en México y encontré muy pocas opciones, en esos momentos internet no daba tanta información, así que en la revista oficial de la Federación Canófila Mexicana (FCM) encontré a varias personas con camada, sin embargo, ninguno me convencía totalmente, hasta que ví en una expo a un ejemplar rojo muy claro, Fan C Ruffles, propiedad de la Sra. Ana María Hoyo, en ese momento, 1998, decidí tener un cachorro de Ruffles y el elegido fue Poockie.

En realidad Poockie me eligió a mi, ya que entre sus hermanos, él fue quien de forma muy decidida se acercó, siempre muy contento y con el mismo carácter afable.

Poockie tenía el verdadero carácter de Chow Chow, cariñoso, protector, sumamente limpio, pero también reservado e independiente. Sumamente protector de su hogar aunque casi nunca ladraba.
Tuve la enorme fortuna de haber elegido muy bien, ya que la Sra. Ana María Hoyo me dio un ejemplar muy balanceado, tanto física como mentalmente.

En el año 2000 decidí probar suerte en una exposición, para ello toda la preparación de Poockie y mía fue totalmente empírica, sólo de la observación de algunas exposiciones.

Después del primer fin de semana decidí que lo mejor era que un manejador profesional lo llevara a las exposiciones.

Poockie (Hoyo) Circuito Internacional de Invierno 2000.

En apenas su segunda exposición, Poockie se colocó como mejor del grupo V, obteniendo finalmente los títulos de Campeón Mexicano, Gran Campeón Mexicano, Campeón Latinoamericano y Campeón Internacional. Nuevamente con la fortuna de haber encontrado a manejadores que conocen perfectamente de Chow Chow y a quienes agradezco mucho todo lo que he aprendido de ellos, Mauri Silva, Pablo Silva y Pablo Silva Jr.

Al involucrarme cada vez más con los Chow Chow y viendo a quienes criaban esta raza y después de ver muchos pedigrees y de ver en pista a Buffalo Bill y su hijo Michel Mon’s Robin Joe, encontré a la hembra que sería la base de VegaChows, Michel Mon’s Nermall, cría de Salvador Monroy y Yazmín Medina (Michel Mon’s Chows).

Michel Mons Nermall, 2004

La llegada de Nermall cambió totalmente nuestra dinámica, además de involucramos aún más en las exposiciones, conocimos a grandes amigos que me han enseñado mucho sobre los Chow, Salvador y Yazmín siempre me han apoyado.

En este momento es cuando los Chow Chow se han vuelto parte medular de mi vida y cuando nace VegaChows.

WW 2007, Campeona Mexicana, Gran Campeona Mexicana, Campeona Panamericana, Campeona Internacional Michel Mon’s Nermall se convirtió en la base de mi plan de crianza inicial, siempre teniendo en mente mantener perros sanos, balanceados y totalmente apegados al estándar racial.

La búsqueda de contar con los mejores Chow Chow, me llevó hasta el criadero Los Perros de Bigo, en España, de donde importé a dos maravillosos ejemplares Arlenne de los Perros de Bigo y Mister Booba de los Perros de Bigo. La aventura de traer estos ejemplares a México me permitió conocer a unas de las mejores criadoras a nivel mundial, Raquel y Nuria Vigo, quienes me apoyaron de manera increíble para traerlos.

Mister Booba de los Perros de Bigo, JWW 2007, Campeón Mexicano, Gran Campeón Mexicano, Campeón Panamericano, Campeón Internacional aportó muchísimas cosas a VegaChows, salud, longevidad, altura, etc. Y me ayudó mucho a generar el tipo de Chow que hace que siempre se reconozca un Chow Chow de VegaChows.

Mister Booba de los Perros de Bigo.,2007.